sábado, 12 de septiembre de 2009

Llave


La soledad desempeña un rol primordial en la vida del ser humano.
En ella se encuentra la llave de la percepción, aquella que invade las puertas de Aldous Huxley.
El presente siempre moribundo, con el fin latente en las noches, se impacienta.
Tenemos una llave secreta, perdida en un océano de fuego.
El hoy es motivación, el ahora, el recuerdo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La llave sera la cura para todo mal como dices en otro de tus textos?
Saludos desde Perú

Anónimo dijo...

La llave puede ser la cura y la locura para muchas cosas. Se empieza con una llave, se termina tambien con una llave y una puerta. Un dije, un adios.
Cariños de Laura

Anónimo dijo...

En este caso, la llave es fundamental para cualquier accion humana. el texto es bellisimo, gracias por subirlo angie
carlos