Las gotitas de agua, de a poco y con el tiempo forman caudales que inundan los castillos de arena.

Comentarios