miércoles, 16 de septiembre de 2009

Incompleta


Lo difícil del amor es la ruptura. Es tirar de la cuerda hasta ver los hilos caer lentamente.
Es despertarse y saber que no hay entendimiento. Es además, verlo y morir por un minuto más de su atención en vos. Es creer que el último beso nunca existirá. Es soñar mientras te bañás, con los primeros abrazos, las declaraciones del comienzo, los regalitos inesperados, los mensajitos de amor. Es opacar, entristecer y sentirnos nada.
Lo bueno del amor, si es que hay algo bueno en la tarea tediosa de ignorarnos, es todo lo demás.

1 comentario:

Anónimo dijo...

sencillamente HERMOSO. Afectos para ti. carmen