miércoles, 30 de septiembre de 2009

Ayer no más


Una súbita herida mortal
un silencio desteñido
un aroma que parte con tu recuerdo
un presente moribundo que abunda la cama que ayer fue templo
el mal estar de mis ojos
la paciencia
aquello que ronda la noche para agobiarme
la culpa de no saber que hacer
el miedo
la soledad

todo se impregna de pasado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

distancia al agotamiento amiga, tiempo y serenidad. Besotes annn, lu