lunes, 24 de agosto de 2009

Ya no

Ya no le creo a los porcentajes de "no" que recibo cotidianamente.
Ya no me aguanto, ya no resisto aquello que no quiero resistir.
Ya no espero que me llamen, ni que me inviten, ni que me digan "vení", "avisame si"
Ya no reniego si me dicen que "no", aunque tampoco me conformo con eso.
Ya no me importa si se van personas de mi vida, se fueron demasiadas, volvieron otras, se irán algunas más..
Ya no me pongo mal por lo que me dicen que hago mal, son críticas que no disponen de ningún grado emocional, intelectual ni verosímil para opinar
Ya no me detengo ante un error, lo traspaso: saltando, volando o con una escalera si es necesario, como sea.
Ya no me fumo a nadie, ya no tolero si no quiero, ya no comprendo si no entiendo. Ya no.
Y entre tantas cosas negativas que ya no quiero entender ni aceptar. Está el presente haciendo peso, motivado por el ahora, por lo que me demanda atención ahora, lo que me llena, lo que me completa, lo que quiero para mi en este momento, ¿qué tanto importa después?

Estoy ahora, aquí, ¡¡ya!!

Ya no quiero un amor civilizado, 14 de febrero, vecinas con puchero, ni cumpleaños feliz, - como dice Sabina en su cancion "contigo"- ya no.

Ya no quiero un tonto "después". Ya no me interesa, ya no me importa más.

Siempre es hoy...


"ahora es nunca, todo es nada, sino descanso en tu mirada"

No hay comentarios: