martes, 18 de agosto de 2009

Un fuego que arde con la calma

Quietud, calma o incendio…

Porque tus ojos tienen un aire de locura que me transporta

Porque puedo imaginarme entre tus brazos con facilidad

Porque tu mirada delata la mirada del deseo

Y tu piel es como un fuego que circula entre mis manos, y me envuelven…

y te envuelvo paso a paso para poder acariciarte de nuevo…

Quisiera tenerte cerca, tu tacto y mi piel en un mismo encuentro

Deseándote en esta distancia, se rompe minuto a minuto un fuego que por dentro me quema el cuerpo y me conduce a la perdición de necesitarte

Casi una obsesión que tiene nombre y apellido

Casi un desvío en los huecos de mi alma

Y es que me cuesta alejarme de tu memoria, de recordarte, una vez mas, sonriendo

Sonriendo….con la perfección de tu risa.

No hay comentarios: