sábado, 29 de agosto de 2009

Tiempo atemporal

Cada día me alejo más del tiempo. Pasé un sábado de condicionamientos horarios innecesarios. ¿Por qué importa tanto el reloj? La prisa indescriptible por cumplir el horario y no realizar "algo de más" porque nos "quita tiempo". Es ridículo. Lo entiendo (al tiempo) para algunas cosas, como disfrutar o ser responsables. El resto. No.

No hay comentarios: