viernes, 28 de agosto de 2009

Si amanece, se irá tu cara con el sol


Tan linda es tu sombra en el espejo. Se refleja allí la calma de tus ojos tras los besos antes de acostarnos.

La tibia sensación de amanecer junto a vos me ilumina. Las manos, dormidas, se cruzan hasta sostenerse. Mis sueños tienen que ver con vos, con lo que despierta intento ser. Tu boca perfumada de sonrisa, tu espalda mostrándose mientras descansas. Toda la perfección del sol iluminandonos.

Amo ese instante, ese abrazo desesperado y calentito del amanecer.
Al día siguiente, tu sombra en el espejo es más hermosa que ayer.

No hay comentarios: