martes, 18 de agosto de 2009

Por la noche o por el día

La dirección se aproxima a llevarme, la calma absurda parece temblar en tus paredes

Me persigue el deseo y la ambición de desnudarte, presos de una imagen, de un futuro beso

fasinados por la cautivante sonrisa del cuerpo, la espera de un ansiado día, de un colchón enardecido por el pliego de la piel antrelazada, el tacto no es más que un sueño a punto de ser soñado, tu piel y tu perfume se bifurcan para alcanzarme!

No hay comentarios: