lunes, 31 de agosto de 2009

Piel


Las vibraciones del cuerpo emitían sonidos agudos. La mente acompañaba el encantamiento con extremas imágenes de placer. El deseo circulaba entre los labios y la lengua. Una furtiva presión en el vientre se ejercía una y otra vez. Un resabio de dolor uterino sacudía la cadera. Los labios se agotaban. El juego los enloquecía. Los gustos de la piel se mezclaban en las sábanas tibias. Los dedos jugaban en círculos por la boca. Hasta que un dulce impacto entre los sexos acariciaba un punto de sol cercano. Las manos rodeaban la espalda de ambos, la chispa ardió.

2 comentarios:

EL INMUNE dijo...

Hola Angie, de casualidad estuve mirando tu blog y realmente me impacto al punto tal que quisiera pedirte permiso para locutar algunos textos del mismo, siempre y cuando no tengas inconvenientes.
Sucede que soy estudiante del segundo año de locucion en Eter y siempre estoy en la busqueda de textos que ayuden a mi narrativa. Lo que leí en tu blog me parece bello y por eso este pedido. felicitaciones y saludos.

Claudio Hernández
47 años
estudiante de Locución.

Angie Pagnotta dijo...

Hola Claudio, me halaga muchisimo lo que proponés. No tengo ningún problema en que menciones mis textos sin obviar de quién son, al contrario. Quisiera saber dónde puedo escucharlos. Gracias por tus elogios, y por tu interés. Es mucho para mí.
Quedamos en contacto.