martes, 18 de agosto de 2009

El cuerpo avanza infinito


El nuevo intento del alma avanza. El ánimo de la sonrisa asoma nuevamente. Se generan emociones, sentimientos, alegrías distintas todo el tiempo. El cuerpo es plenamente material en sí mismo, e intenta, inevitablemente, circular y continuar. Vuela estático en el tiempo, acelera el ritmo de los días entre lo cotidiano y lo simple. Avanza, sigue creciendo su sed de pulsión. Avanza, intenta no quedarse quieto sin perder la conducción del alma. Contiene entre sus instintos y su lógica un deseo imperante de cantar, gritar y volar. Avanza, no teme. Circula, hoy puede. Espera inquieto aquella chispa infinita que anima sus días y hace latir su corazón.

No hay comentarios: