martes, 18 de agosto de 2009

Desolación

En medio de la desolación, la calma, la paciencia.

Cierto eco circunla el aire que me suele llamar, me atraviesa el cuerpo como daga y me transforma el alma en auxilio y lamento.

Porque la presencia de tus manos, acaricia mi penumbra…y sólo el respiro, puede contemplarme entera entre tu cielo.

No hay comentarios: